jueves, 10 de diciembre de 2009

Y hoy nos metemos en el gimnasio

Probablemente sea uno de los entrenamientos menos utilizados por los corredores, parece que si te metes en un gimnasio y haces una rutina de pesas lo único que vas a conseguir es ganar masa muscular y ser más lento. Pues es una de las grandes leyendas, y totalmente desafortunada. Por suerte ya se van viendo cada vez más  rutinas que meten en esa primera fase de entrenamiento, al menos un día de entrenamiento de pesas.

¿Por qué? Pues porque vamos a ganar potencia y fuerza muscular, porque nos va a ayudar a no lesionarnos cuando empecemos a hacer entrenamientos de calidad. Por que nos va a ayudar a tonificar todo el cuerpo, a compensar el esfuerzo muscular.

Bajo mi punto de vista, debería realizarse durante todo el año, tanto en el tren superior como en el inferior, aunque en muchos casos solo se establecen este tipo de entrenamientos en la primera fase.

Dos días, unos para tonificación del tren superior, con una rutina de un ejercicio por grupo muscular, número de repeticiones alto (12-15) y peso reducido. Pecho, Espalda, Biceps, Triceps y Hombros.

El segundo día, solo tocaríamos piernas, con una rutina en superserie de 4 - 6 ejercicios, y 3 o 4 repeticiones. Una prensa o ejercicio de sentadillas, cuadriceps, femoral, gemelo y abductores y aductores. Número de repeticiones 12-20, en función del ejercicion. Yo apostaría incluso por una primera fase de ligera hipertrofia muscular, que nos ayudará a estabilizar rodillas principalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario