viernes, 13 de noviembre de 2009

¿Correr es de Cobardes?

Dicen que correr es de cobardes, que los que corremos lo hacemos para huir de algo o de alguién, pero lo que no saben es que en la mayoría de las ocasiones lo hacemos por valentía, la valentía de afrontar nuestros problemas con nosotros mismos, de encontrarnos en la soledad de una carrera, de sentir que podemos ganarnos. No tratamos de huir, lo que queremos es llegar los primeros, ser el ganador de una carrera contra nosotros mismo.

En realidad cada uno de nosotros somos unos triunfadores por afrontar cada día el reto de salir a correr cuando lo fácil es quedarse en casa, porque cada vez que nos calzamos las zapatillas para hacer una carrera nuestra meta siempre la cruzamos en primera posición, y la mayor de nuestras recompensas es sentirnos vivos.

El cobarde es aquel que tiene la osadía de llamarnoslo a nosotros, y lo hace porque él, en su cobardía, está admitiendo su incapacidad para hacer el esfuerzo que nosotros hacemos, porque en realidad está perdiendo una carrera por miedo.

Salgamos con el orgullo de ser corredores, porque estamos ganando la carrera, cada uno la suya propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario