miércoles, 28 de octubre de 2009

La lacra del Deporte: El Doping

Leo con estupor e indignación una noticia en un periódico de tirada nacional a cerca de Andre Agassi y su dopaje. En el, se cuenta que Agassi se dopo con Cristal (metanfetaminas) en 1997, y que mediante una simple carta de disculpa se quita de encima a la Atp y consigue ocultar su dopaje.

Hace poco tuvimos en España la famosa operación Puerto, de la que sinceramente dudo que sepamos ni siquiera un poquito de lo que fue por la cantidad de intereses que hay, y que afectó principalmente al ciclismo, salpicando a puntualmente a otros deportes (u ocultado muy bien por otros deportes).

En atletismo no son pocos los casos de doping, el más ilustre probablemente es el de Ben Jhonson hace ya mucho tiempo, además del dopaje colectivo de los Alemanes, Chinos y sus pocimas mágicas, el escándalo américano de los velocistas (Tim Montgomery, Marion Jones). En España tampoco nos salvamos, por citar algunos casos tenemos a Alberto García en 2003 por EPO, Julio Rey en 1997, Amaia Piedra por EPO en 2005 o Josephine Onyia cazada por estimulantes en 2008.

Cuando el deporte deja de ser deporte y se convierte en negocio, surgen estos casos. El deporte nació para competir en igualdad de condiciones, para saber cuales eran nuestros límites físicos, e intentar superarlos, incluso para ver como evolucionamos y como con cada generación se hace más fuerte, más rápida o más ágil que la anterior. Creo en los deportistas, y por tanto en su deportividad, pero no creo en su entorno, que busca lucrarse a costa del deportista. Médicos, managers, representantes, entrenadores debería velar por el bienestar del deportista, ayudarle a progresar, pero cumpliendo con la ley máxima del deporte, que no es otra que la competitividad en igualdad de condiciones.

Por el bien del deporte y por tanto por el bien de todos, debemos terminar con esta lacra que lo único que hace es crear recelos, y que veamos un acontecimiento deportivo y cuando termine nuestros pensamiento vayan más dirigido pensar que ganó el más dopado a que ganó el mejor competidor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario